obra.atwebpages/maderas  
manual de construcción para viviendas de madera
 
   
 

Estructura del árbol

Al hacer un corte transversal de un árbol y analizar desde el exterior hacia el interior una sección de éste, se pueden apreciar zonas claramente diferenciadas, las cuales cumplen funciones específicas:

La primera zona apreciable es la corteza, formada por materia muerta, de aspecto resquebrajado, que se divide en corteza exterior y corteza interior (floema).

La corteza exterior está compuesta por células muertas que cumplen la función de proteger la estructura interior frente a agentes climáticos y biológicos.

tronco
Figura 1-5: Sección transversal de un tronco en que se muestra la corteza exterior y la corteza interior o floema.

Siguiendo hacia dentro se encuentra la corteza interior, compuesta por células que trasladan savia elaborada.

árbol
Figura 1 - 6: En la sección transversal del tronco se muestra el cambium o cambio, que se encuentra adyacente al xilema y hacia la corteza.

Luego se presenta el cambium o cambio, zona que corresponde al tejido generador de células, es decir, donde se produce el crecimiento del árbol. Hacia el interior forma el xilema y hacia el exterior, forma el floema.

En el xilema podemos distinguir la albura hacia el exterior, con células que cumplen la función de sostén y traslado de agua y nutrimentos.

corte
Figura 1- 7: La zona al interior del cambium es la albura.

Hacia el interior del xilema se forma el duramen, compuesto por células inactivas, pero que mantienen la función de sostén.

tronco
Figura 1-8: Al interior de la albura se encuentra el duramen.

En el centro del árbol se encuentra la médula, tejido inactivo sin función específica.

 

 
medula
.Figura 1 - 9: En el centro se ubica la médula.

Otra de las características relevantes del árbol en su sección transversal son los denominados anillos de crecimiento (concéntricos), los cuales son apreciables a simple vista, dependiendo de la especie.

Las especies madereras, como se detallará más adelante, se clasifican en dos grandes grupos: coníferas y latifoliadas.

En las primeras, los anillos de crecimiento son perfectamente diferenciables, mientras que en las segundas, no son tan apreciables.

anillos
Figura 1 - 10: Anillo de crecimiento anual.

En las coníferas se pueden apreciar dos bandas concéntricas, diferenciadas en los anillos de crecimiento. La banda más clara es denominada madera de primavera o temprana. La banda más oscura, más densa que la de primavera, es la madera de verano o tardía. En esta última, al llegar el receso invernal puede observarse la reducción de su crecimiento.

identificar madera
Figura 1 - 11: Madera de primavera o temprana y madera de verano o tardía.

Si amplificamos el anillo de crecimiento, podemos identificar la madera temprana, formada por células de mayor tamaño y la madera tardía, compuesta por células más concentradas.

anillos
Figura 1 - 12: Ampliación del anillo de crecimiento. .

Las células en coníferas pueden medir de 3 a 5 milímetros de largo, dependiendo de la especie. En el caso de latifoliadas, el largo puede llegar a 1 mm.

anillos
Figura 1 - 13: Dimensión de las células en coníferas y latifoliadas .

Mapa | Term of use | Privacy Policy | Legal notice | Contact | Escuela de Webmasters 2010 | Valid XHTML 1.0 Transitional | ¡CSS Válido! | Creative Commons License